Waterloo 1815

WATERLOO 1815: LA ÚLTIMA BATALLA DE NAPOLEÓN

Introducción:

Waterloo si fue la última batalla de Napoleón. Es el culmen de los acontecimientos que se desarrollan durante los “100 días”, en los que el Emperador francés escapa de su cautiverio, y con la rapidez que siempre le caracterizó, es capaz de formar un ejército enorme y motivado, con el fin de enfrentarlo a los aliados que, conocedores de su fuga de Elba, deciden invadir Francia y acabar con el Corso de una vez por todas. Es su última oportunidad, él lo sabe y correrá a enfrentarse contra uno y luego otro ejército aliado, con el fin de derrotarlos uno tras otro. Sin embargo el Destino no le es propicio y el águila volará por última vez en Waterloo.

mapa de la campaña de Waterloo 1815
mapa de la campaña de Waterloo 1815

Imagen del teatro de operaciones y plan general de Napoleón

La idea de Napoleón consistía en, de la forma más rápida posible, conseguir victorias inmediatas que forzaran a sus enemigos a replegarse a sus centros de suministro, alejándose unos de otros y él penetrar por la fisura de ambos ejércitos y acabar con uno y después con el otro. Los centros de suministro aliados eran enormemente distantes; el inglés en Bruselas con origen en Amberes, y el prusiano en Lieja, camino hacia Namur. Esta oportunidad debía aprovecharla al máximo. Los rusos nunca llegarían desde sus bases en Rusia, un enemigo menos.

Los Comandantes:

  • Napoleón: sin duda fue un genio militar y uno de los mejores comandantes de la Historia. Era poseedor de un enorme carisma capaz de inspirar coraje, devoción y lealtad sin límites a sus hombres, e imponer su voluntad a los demás, una energía inagotable y una enorme capacidad de trabajo. Recordemos que en menos de 7 horas escribió todas las órdenes de la campaña de Austerlitz desde Boulogne cuando comprendió que en Trafalgar se perdía para siempre su plan de invadir la maldita isla británica. Sin embargo a sus 46 años al inicio de la campaña de 1815 no se encontraba en su mejor momento, pues padecía de problemas físicos con graves consecuencias para su energía y estabilidad física y mental. Se achaca a este hecho el que Napoleón cometiera errores ataño imposibles en él, como infravaloración del enemigo o dilación de decisiones en momentos críticos de las batallas, y cesión del mando en momentos absolutamente incomprensibles en otras épocas. Y si esto no fuera lo peor, su Estado Mayor estaba compuesto por generales que él mismo eligió y que los historiadores militares han considerado como una de las causas de la derrota de esta campaña. Eligió a Soult como Jefe de Estado Mayor en vez de a Berthier o Suchet más capaces y disciplinados. Para el ala izquierda designó a Ney, que lo había traicionado el año anterior jurando lealtad al nuevo rey y obligando a Napoleón a abdicar; amén de lo impetuoso e irreflexivo de su comportamiento frente a un frío y calculador Wellington. Para su ala derecha designó a Grouchy y no a Davout, mucho mas enérgico y perfeccionista que el primero a quien deja en retaguardia ilógicamente.
  • Wellington: también de 46 años de edad; excelente táctico, sobretodo en posiciones defensivas, gran organizador y muy meticuloso, dotó a sus tropas de gran disciplina pero de enorme altivez que no le granjeaban ninguna simpatía entre sus soldados. A cambio de Napoleón, Wellington sólo pudo elegir a parte de su Estado Mayor: buenos generales como Hill que había luchado en España junto con él, y Delancey, gran intendente. El resto le fueron impuestos: Maitland, Ompteda y Cooke, buenos generales mientras que el Príncipe de Orange era un inexperto de 22 años, así como el conde de Uxbridge, su lugarteniente y jefe de su caballería, que Wellington odiaba por escaparse con su cuñada.
  • Blücher: el más longevo, con 72 años, pero con una energía y un valor sin limites; inteligente, impulsivo, temerario y con enorme carisma que arrastraba a sus hombres donde fuera necesario. Odiaba profundamente a Napoleón, y este hecho se considera otro punto para la victoria al empeñarse en llegar a tiempo para ayudar a Wellington. Tuvo como lugarteniente a Gneisenau, su contrapunto, pues era frío y prudente pero brillante, y sin embargo anglófobo, todo lo contrario que su jefe. Este hecho es decisivo pues si Blücher hubiera perecido en su carga fallida en Ligny, Gneiseau se duda que hubiera mantenido la palabra de su jefe de ayudar a los ingleses.

 

Los Ejércitos:

  • Ejército del Norte: En sólo dos meses, Napoleón logra reunir los veteranos y nuevas levas que no superan los 128.000 hombres, un número inferior a las grandes masas de hombres de su Grande Armée, con un numero menor de miembros de la Guardia y además novatos. Sin embargo estaba formado casi por su totalidad por franceses, enorme moral, pues todos eran voluntarios y luchaban por defender su propia tierra, y obedecían a líderes muy carismáticos como Ney o Napoleón, lo que proporcionaba a este ejército unas cualidades muy diferentes y potentes aunque fuese de enorme inferioridad numérica frente a sus enemigos; tan sólo 125.000 en combate más 350 cañones.
  • Ejército Aliado: Uno de sus grandes problemas es que estaba compuesto por un conglomerado de tropas: británicos, belgaholandeses y alemanes (Brunswick y Nassau) Las tropas más fiables eran las británicas pues eran tropas profesionales y veteranas así como la Legión Alemana del Rey (KGL), que ocuparon las zonas de primera línea; sin embargo sus aliados eran levas y novatas de dudosa capacidad de aguante. En total, Wellington contaba con 106.000 hombres y 216 cañones. Sin embargo estaba muy diseminado por el flanco izquierdo francés.
  • Ejército prusiano: al comienzo de la campaña estaba muy diseminado en una amplia zona por el flanco derecho francés: Wavre, Charleroi, Dinant, Lieja y Maastrich. Comprendía unos 130.000 hombres y 280 cañones.

 

La batalla: 18 de junio de 1815; Waterloo.

Sobre las 8 de la mañana, Napoleón se sitúa a unos 2 km al sur de la Belle Alliance, la posada en torno a la cual se despliega el ejército francés. Se discutía si Grouchy debería prestar apoyo en la batalla y realizar una batalla de maniobras para flanquear al enemigo, pero Napoleón eligió un enfrentamiento sangriento: atacar de frente.

Tras examinar el campo de batalla y las posiciones visibles de Wellington (muchas tras las colinas que Napoleón no podía ver), éste se sitúa en la granja Rossomme a 700 metros al sur de la Belle Alliance, donde sitúa su cuartel general.

despliegue francés
despliegue francés

Imagen del despliegue francés el 18 de junio de 1815.

Los franceses al sur de los aliados ocupaban posiciones elevadas con la primera línea en un eje ENE-OSO con la granja de La Belle Alliance en medio de ella.

En el flanco derecho, frente a la granja de Papelotte los jinetes de Jacquinot, la 4ª División de Durutte, la 3ª de Marcognet, la 2ª de Danzelot con gran número de piezas de artillería, e inmediatamente después la 1ª División de Quiot anexa ya a La Belle Alliance, junto al camino principal de Bruselas. Tras las 3ª y 2ª divisiones de infantería se situaba el 4º Cuerpo de Caballería de Milhaud y tras ellos, la División de Caballería Ligera de la Guardia. Tras Quiot, la 5ª División de Caballería de Subervie y la 3ª de Domon. Más al oeste se situaba el 2º Cuerpo de Reille: 5ª División de Infantería de Bachelu, 9º de Foy, piezas de artillería y frente a la granja-castillo de Hougoumont, la 6ª División de Jeróme Bonaparte, con más artillería. Finalmente la caballería de Piré.

Tras Bachelu, se situaban las brigadas de Zimmer y Jannin del 6º Cuerpo de Lobau con su artillería. Tras Foy, el 3er Cuerpo de Caballería de Kellermann.

Finalmente se situaba delante de la granja Rossomme la reserva, el resto de la Guardia, es decir, los granaderos de Friant y los cazadores de Morand (la Vieja Guardia y la Media Guardia), los tiradores y volatineros de Duhesme (la Joven Guardia), los granaderos a caballo, dragones y gendarmes de élite de la caballería pesada de Guyot, y algunas baterías de artillería.

despliegue aliado
despliegue aliado

Imagen del despliegue aliado el 18 de junio de 1815.

 

Los aliados, en el flanco derecho, al oeste, el 2º Cuerpo de Hill (2ª División de Clinton, brigada Mitchell de la 4ª Div. de Colville, con artillería. Tras ellos se situaban las brigadas de Halkett y Du Platt, de la 2ª División de Clinton, con artillería)

En el centro se alineaba el I Cuerpo del Príncipe de Orange y unidades de Reserva (brigada Byng, Maitland y 1ª División de Cooke, con piezas de artillería. Tras ellos el Cuerpo de caballería de Uxbridge, la 3ª División de Alten, y el Cuerpo de Brunswick tras ellos)

 

En la reserva la 5ª División de Picton y tras ellos Ponsoby con sus dragones. A su lado la 6ª División de Cole con sus brigadas Best, Lambert, Vincke, y delante de ellos la brigada de Saxe-Weimar de la 2ª División belgaholandesa de Perponcher.

 

En total se enfrentaban unos 68.000 infantes y 12.000 jinetes aliados con 156 cañones contra 86.000 – 72.000 soldados franceses con 266 cañones. Para los prusianos se estima que aparecieron con 48.000 soldados y 134 cañones.

 

despliegue de ambos ejércitos en Waterloo 1815
despliegue de ambos ejércitos en Waterloo 1815

Imagen del despliegue de ambos contendientes el 18 de junio de 1815.

 

Plan de Batalla:

El plan de Napoleón era sencillo; tras batir intensamente las filas aliadas con un bombardeo masivo de artillería, el Ier Cuerpo de dÈrlón, fresco al no haber combatido desde el inicio de la campaña, atacaría frontalmente las posiciones aliadas del centro izquierda, en dirección a Mont St. Jean, y tras un ataque de distracción en Hougoumont por el 2º Cuerpo de Reille, para que Wellington enviara allí sus reservas para reforzar su flanco derecho, liberaría entonces a la Guardia por el centro para rematar a los aliados. En una decisión sin precedentes, cedió el mando a Ney, aunque había dejado el plan muy claro por escrito, lo que desorientó a sus generales.

El inicio del combate se había planeado a las 9 horas, pero como había llovido toda la noche, Napoleón decidió esperar a las 10 para que el terreno se secase un poco y facilitar las maniobras y los rebotes de las balas de artillería que con el suelo tan mojado quedarían incrustadas y no devastarían las filas aliadas.

 

11:30, comienza la batalla:

  • Hougoumont: La 6ª División de Jeròme, del II Cuerpo de Reille, empezó el ataque justo cuando comenzaba el bombardeo general a las posiciones centrales aliadas. En una hora han despejado el bosquecillo frente al castillo-granja. Se rechaza una carga de la brigada de Soye y consiguen abrir un hueco en la puerta norte a hachazos, pero los batallones británicos rechazan este ataque no dejando con vida a ningún francés, excepto un joven tamborilero. Reille refuerza con artillería pesada, a lo que contesta Wellington de la misma manera, así como cargando con los lanceros de Piré, pero siempre fueron rechazados. A lo largo de la tarde el propio Napoleón refuerza la zona con artillería de la Guardia ordenando arrasar la granja, pero el inglés envió reservas de la KGL e infantería británica, conteniendo otra vez a los franceses. Esta batalla de “distracción” supuso que participaran hasta 14.000 franceses y 12.000 aliados, una batalla dentro de la batalla de Waterloo, que se prolongó todo el día, y nunca cayó en manos francesas.
  • 11:30, DÈrlon ataca: comenzó el bombardeo sobre el centro aliado y a lo largo de la mañana fue reuniendo mas artillería hasta concentrar 80 cañones, lo que se llamó la Gran Batería. Dio orden de avance a la infantería con apoyo de caballería sobre las 13:30 y en ese momento llevaron a presencia de Napoleón a un húsar prusiano capturado que confirmó que dos cuerpos prusianos se aproximaban en ayuda de Wellington. Entonces el Emperador ordenó enviar despacho a Grouchy para que volviera de su ruta y atacara a estos refuerzos, pero éste estaba de camino a Wavre como le había ordenado horas antes y no recibió esta orden hasta las 20 horas, demasiado tarde ya. Napoleón también ordenó a Lobau que se posicionara con su 6º Cuerpo al este del camino para tapar la llegada de los prusianos. DÈrlon sigue con su avance hacia las fortificaciones de Papelotte y La Haie, así como Smohain luchando contra las brigadas al mando de Bylandt que ya estaba muy castigado y que él mismo fue herido y sustituido por De Jongh. Los franceses enardecidos siguieron el avance hasta llegar a la cresta de la elevación que los belgaholandeses habían atravesado huyendo, pero se encontraron, tras pasarla, cargas cerradas de las tropas de Picton, desorganizando a los franceses y haciéndoles huir. Picton enfervorizado manda cargar a la bayoneta calada encabezando el ataque y muriendo en el acto. Eran las 14horas.

14:00, Carga de la caballería pesada aliada:

Wellington viendo que su infantería peligraba da orden de atacar a la caballería pesada de Uxbridge, divisiones de Somerset y Ponsoby, arrasando las posiciones francesas que se vieron sorprendidas en La Haie Sainte, y continuando el ataque hacia la Gran Batería. Napoleón entonces, ordena un contraataque con coraceros de Farine y Val (4ª División de Caballería) y los lanceros de Gobrecht (1ª División de Caballería), causando graves pérdidas a la caballería aliada, cayendo muerto el propio Ponsoby, y que pudo acabar en aniquilación si no recontraatacan los dragones de Vandeleur y Ghingy, así como los carabineros de Trip que rechazaron a los franceses. Eran las 15:00.

 

16:30, La carga general de la caballería francesa:

Cuando Ney cree ver columnas de heridos retirándose hacia Mont St. Jean tras los ataques de la infantería francesa, considera que es una oportunidad y ordena atacar a la caballería en La Haie Sainte y Hougoumont. No se sabe con certeza si la orden fue a una sola brigada, lo que si es cierto es que atacó todo el Cuerpo. Wellington ordena a las infanterías de Orange y Hill formar en cuadros al constatar que no hay avance de tropas de infantería francesa, refugiándose dentro de ellos, los artilleros aliados. Hasta al menos cuatro ataques realizaron las caballerías francesas sufriendo unas terribles bajas, y sin bloquear los cañones aliados, las dotaciones aliadas volvían una y otra vez tras cada carga a sus cañones para seguir disparándolos con metralla, lo que cada vez les causaba mas bajas. Ney apoyó con mas caballería y se sumó a las cargas el 3er Cuerpo de Kellermann, la caballería pesada de la Guardia y la caballería ligera de Lefebre, unos 9.000 jinetes contra un frente de 800 metros del centro derecha aliado. Los cuadros y la artillería realizaron una auténtica carnicería que la caballería aliada terminaba de rematar a los extenuados jinetes franceses que quedaban en pie. Napoleón maldijo a Ney por no apoyarse con infantería que habría disuelto los cuadros y la artillería. Cuando a las 17:30 llegó por fin ese apoyo era demasiado tarde, pues la caballería se retiró precipitada dejando la infantería de Reille dentro de un fuego cruzado entre la infantería aliada que había dejado de formar en cuadro y los artilleros, retirándose también. Se supone un 50% de bajas para la caballería francesa en esta acción.

 

16:00. Llegan los prusianos. Combates en Plancenoit.

Al mismo tiempo que se producía este desastre francés, llegaban las primeras brigadas prusianas al campo de batalla, del 4º Cuerpo de Bülow que se reorganizaba hasta que llegó Blücher que viendo esto ordenó furioso un ataque general desde su posición hacia el bosque de París, en el flanco derecho de dÈrlon. Cuando avanzaron los prusianos se encontraron con las brigadas del 6       º Cuerpo de Lobau que rechazaron a los desorganizados prusianos, pero Bülow mandó realizar un contraataque organizando rápidamente a sus filas y aprovechando su enorme superioridad numérica intentó envolver a Lobau por el sur, en Plancenoit. La situación se agrava cuando llega el 2º Cuerpo de Pirch I a las 17:00, siendo expulsado definitivamente sobre las 18:00. Napoleón envía en su ayuda a la Joven Guardia de Duhesme que echó fuera de Plancenoit a los prusianos, pero otro contraataque prusiano rechazó a todos los franceses definitivamente. Eran las 18:30. Napoleón ve peligrar todo su flanco derecho y con ello perder la batalla, por lo que envía dos batallones de la Vieja Guardia, dejando el resto en reserva. Estos dos batallones desalojaron a los 14 prusianos! El flanco derecho quedaba estabilizado.

 

18:00. Ataque francés al centro-izquierdo aliado.

Wellington apunto de ser arrollado. Mientras se contenía a los prusianos en el flanco derecho, Ney lanza otra carga sobre las 18:00 cuyo objetivo es la granja de La Haie Sainte, pero esta vez era un ataque coordinado junto con la infantería. Rápidamente había pulverizado las defensas de la granja y sin perder tiempo reúne allí artillería con la que bombardear la infantería aliada. Reune a la poca caballería que le queda y da orden de atacar. Los aliados forman en cuadros, pero reciben el fuego de la artillería francesa así como descargas de la infantería francesa que ha llegado a las cimas de las elevaciones; están recibiendo un enorme castigo y apunto de romperse y huir, van recibiendo brigadas de refuerzo que las sostiene de milagro. Ney se dio cuenta del momento crítico y como no tenia mas tropas pidió a Napoleón a las 18:30 que le enviara tropas, pero como éste acababa de enviar batallones al flanco derecho se enfureció. En este momento Wellington envía todas sus tropas de reserva para taponar los huecos y evitar la caída de todo el ejército en escalones y el avance francés se paró estabilizándose el frente. Eran las 19:00. No lo sabía, pero el ataque de Blücher salvó al ejército aliado. Sin embargo, Napoleón viendo lo que ocurre, manda sus reservas al centro izquierda aliado, sobre las 19:30, pero era ya tarde.

 

19:30, La carga de La Guardia:

Cinco batallones de La Guardia Media, de los veintidós que componían la Guardia, toman partido en esta famosa carga: 1er batallón del 3º de Granaderos de Poret, el batallón del 4º de Granaderos de Harlet, los dos batallones del 3º de Cazadores de Malet y el batallón del 4º de Cazadores de Henrion, unos 3.000 hombres. El ataque lo lidera el propio Ney a pie, pues su quinto caballo del día había sido derribado. Cuando La Guardia alcanzó la cresta, en su flanco derecho, los granaderos se toparon con los restos de la brigada de C. Halkett y el Cuerpo de Brunswick que huyeron, saliendo el propio Wellington en su persecución para reorganizarlos. Los restos de la brigada de Kielmansegge y Nassau realizan un contraataque siendo rechazados. La 3ª División Belgaholandesa de Chasse acude a tapar los huecos y se mantiene el flanco derecho. En el flanco izquierdo las brigadas que superan la cresta son acribilladas por descargas cerradas de la brigada de Maitland, haciendo huir a los cazadores y siendo perseguidos por los de Maitland a bayoneta calada, pero son rechazados por el último batallón el 4º de Cazadores de Henrion que son flanqueados por la brigada de Adams que es rechazada con enormes bajas; sin embargo ante tanta superioridad numérica (10 a 1) los Cazadores franceses vacilan y empiezan a retroceder. Los tres batallones de la Vieja Guardia que avanzaban desde La Belle Alliance, ante la desbandada, retroceden en orden hacia la granja con el Emperador. La Guardia había sido rechazada por primera y última vez.

 

19:30, Llega Ziethen.

Mientras se produce el ataque de La Guardia, empiezan a aparecer las primeras brigadas del Ier Cuerpo prusiano de Ziethen al norte de la granja de La Haie y Papelotte. Esto hace que los prusianos refuercen el flanco izquierdo de Wellington y entonces éste, puede enviar refuerzos para tapar los huecos dejados por las tropas que huían ante La Guardia. Esta queda sentenciada.

 

20:30, Los franceses superados en todos los frentes.

Durutte organiza su último contraataque contra las tropas prusianas que le copan en Papelotte, pero es rechazado justo cuando La Guardia emprende la retirada. Es ahora cuando Wellington da la orden de avance general, rompiendo la resistencia de las pocas tropas de dÈrlon, superados en número y flanqueados por Ziethen. El resto de cuerpos prusianos asaltan Placenoit contra el 6º de Lobau y los tres batallones que le quedan a La Vieja Guardia, quedando toda La Guardia implicada en la batalla. Ésta se retiró de forma ordenada hasta encontrarse con la huida desordenada de los procedentes de la cresta, con los británicos cargando, los prusianos tomaban definitivamente Plancenoit. Los cinco batallones de la Vieja Guardia y los ocho de la Joven Guardia, junto con restos del Cuerpo de Lobau que retrocedían de Plancenoit, se detuvieron y mantuvieron posiciones, siendo rodeados por una masa de prusianos y aliados, y cayendo sin pedir cuartel. Se calcula que estos batallones sufrieron un 96% de bajas.

 

22:00, Fin de la batalla.

Sólo Reille mantenía posiciones en la cresta entorno a Hougoumont pero al contemplar la desbandada emprendió la retirada. Sólo los tres batallones de la Vieja Guardia en la Belle Alliance, a los que se unieron restos de la Guardia que huía de la cresta, resistieron la avalancha de tropas francesas en fuga y los aliados perseguidores, que se apoderaron de todas las piezas de artillería de la Gran Batería. Napoleón pensó que sus soldados, al ver resistir a La Vieja Guardia, darían media vuelta y podrían reagruparse, pero nada de eso ocurrió. Los veteranos formaron en cuadro para proteger a Napoleón hasta que le convencieron que la batalla estaba perdida y que debía huir, mientras los cuadros seguían retirándose en orden siendo rodeados y aniquilados hasta el último hombre. Eran las 22:00.

 

Cifras:

Se cree que las más aproximadas son para los franceses de 45.500 bajas francesas (11.500 muertos), 19.700 bajas aliadas (5.200 muertos), 23.900 bajas prusianas (6.900 muertos)

 

Todo esto lo tienes en el juego de Trafalgar Editions: Waterloo 1815: La última batalla de Napoleón:

 

caja waterloo
caja juego Waterloo 1815

Imagen de la caja del juego.

 

No sólo en juego sino también en libro:

cubierta libro waterloo 1815
cubierta libro waterloo 1815

Imagen de la cubierta del libro.

waterloo

Imagen detalle de las fichas, marcadores y mapa del juego.

 

2 comentarios en “Waterloo 1815